BIZCOCHO DE BATATA Y ALMENDRA CON SABOR A NAVIDAD


El dulce por excelencia de Navidad en nuestra familia son las truchas (que es como se conocen en Canarias unas empanadillas dulces rellenas de una crema de batata y almendras), que este año sin falta tendré que publicar en este Blog. Las hacía mi madre con todas mis tías cuando eramos pequeños y ahora las hace normalmente mi hermana Carmen con la ayuda de algún voluntario o voluntaria que esté a mano. Pero de eso ya hablaremos. Lo cierto es que cuando vi esta receta en el Blog Juego de Sabores, y leí sus ingredientes, me dije ¡pero si esto tiene que ser un bizcocho con sabor a truchas! Y efectivamente, con una pequeña adaptación evocan el sabor de nuestras truchas, y por ende, el de la Navidad.



La forma que adquirió mi bizcocho esta vez se debe únicamente a una prueba con un molde de silicona para hacer semi-esferas. El resultado fueron unos bizcochitos redondeados que sirvieron para adornar el principal. Me gustó mucho el resultado. Vamos con la receta.


Ingredientes:
4 huevos
200 gramos de azúcar
200 gramos de batata amarilla cocida (conocida como boniato en muchos lugares)
100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
250 gramos de almendra molida
1 yogur natural sin azúcar
1 sobre de levadura
1 pizca de sal
1 cucharadita de anís en grano o matalauva
50 cc de anís
1 cucharadita de canela
La ralladura de un limón.


Preparación:
En primer lugar preparamos un molde rectangular y otro de semi-esferas con mantequilla. Precalentamos el horno a 180ªC. Pelamos y cocinamos la batata partida en trozos grandes en abundante agua con la cucharadita de matalauva y una pizca de sal. Cuando las pinchemos y estén tiernas, escurrimos muy bien, y machacamos con un tenedor hasta obtener un puré. Mientras están tibias añadimos la mantequilla, el yogur, el anís, la canela y el limón y mezclamos bien. Seguidamente incorporamos la almendra molida, y la levadura y seguimos removiendo bien hasta integrar. Reservamos esta preparación. 
En otro bol batimos las yemas con el azúcar hasta que estén bien esponjosas y añadimos la mezcla anterior. Batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y añadimos al resto con movimientos envolventes. Pasamos la mezcla al molde y horneamos durante 30-40 minutos el molde grande y, entre 20 y 25 minutos los pequeños. (Estos tiempos son orientativos pues dependerá mucho del horno). Como siempre, pincharemos con un palillo o brocheta antes de retirarlo del horno, y si sale seco, es que ya está listo el bizcocho.


Y este es el resultado, jugoso y riquísimo de sabor.



Esta receta se publicó primero en http://todoconazucar.blogspot.com.es/

¡Hasta la próxima!

Esther Rodriguez

Siempre he pensado que los dulces y pasteles acompañan todos los momentos felices de nuestra vida e incluso algunos momentos importantes, aunque no sean tan felices. He intentado plasmar todas estas duces emociones en este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me alegrará mucho que dejes aquí tu comentario

Instagram