Sobre Mi

SOBRE MÍ

Me llamo Esther, vivo en la Isla de Gran Canaria y te presento mi blog de recetas dulces…



Repostería con emoción, el nombre...


Hace algún tiempo una amiga me dijo que yo hacía repostería con emoción. Guardé ese calificativo en la memoria y seguí pensando en la relación entre los pasteles y las emociones hasta hoy… ¡Gracias Margot por regalarme tan bonito nombre!

Siempre he pensado que los dulces y pasteles acompañan todos los momentos felices de nuestra vida y me asombra observar lo que estos producen en las personas. No hay más que ver cómo se iluminan las caras al ver una gran tarta de bodas, un pastel de cumpleaños rebosante de velas encendidas o un delicioso postre al final de una comida, sea esta importante o sencilla y familiar.  Esas sensaciones son las que me motivan y por las que este blog se llama "Repostería con emoción".


Repostería con emoción, me inspiran…



Mi madre fue una excelente cocinera. Para ella, la cocina era ese lugar donde no existen los problemas y así me lo transmitió. Entre olores, sabores y trapicheo de agua y jabón en una pila demasiado alta para mí, yo entendí el mensaje. La verdad es que tengo una profesión satisfactoria y elegida que no tiene nada que ver con los fogones, pero, cuando tengo un ratito para mí, es en ellos en los que me refugio. La cocina es ese espacio que añoro por ser un lugar relajante y feliz.

Y también recuerdo con mucho cariño que mi mejor amiga de la infancia era hija de un excelente pastelero de mi ciudad y nuestros juegos infantiles transcurrieron en un patio que olía un día a coco tostado, otros días a vainilla penetrante y a polvorones en Navidad. ¡A gloria, vaya!.

Ellas dos, a las que desgraciadamente he perdido, influyeron sin duda en mi interés por la repostería que me acompaña desde que tengo uso de razón y que me hace sentir muy afortunada.


Repostería con emoción, compromiso de honestidad...


Soy una simple aficionada a cocinar dulces y todo lo que puede leerse y verse en este blog lo hago yo misma, en casa, por puro gusto y afición. Las recetas que publico son probadas y puedo asegurar que salen bien.

Ello no quita que alguna receta se nos resista a todos en algún momento. ¿Quién no ha preparado un bizcocho cientos de veces y un día, de repente, se le rompe al desmoldar? La cocina no es una ciencia exacta e influyen muchos factores que nos harán triunfar o no, incluida la suerte. Eso sí, practicar ayuda mucho.

Por otro lado, “Repostería con emoción” no está patrocinado por ninguna marca comercial y, si en algún momento se cita alguna, es porque realmente considero que merece la pena optar por ella por las cualidades que ofrece.


Repostería con emoción, reservar para momentos especiales...


En los últimos tiempos ha surgido una gran preocupación por el exceso de azúcar que se incluye, oculta o no, en los alimentos que compramos. Aprovecho la ocasión para decir que, en mi opinión, la repostería debería ser algo ocasional en nuestra alimentación cotidiana para seguir considerándola como algo valioso y excepcional.

Siempre que sea posible, habríamos de considerar la posibilidad de hacer algo más sanos los postres, rebajando los azúcares refinados y optando por grasas más saludables, pero sin perder de vista lo dicho: se trata de alimentos para un momento especial. Estoy segura de que así considerados no dañan la salud, sino todo lo contrario y nos hacen un poco más felices, que de eso se trata la vida. Además, no hay mejor postre para todos los días que una pieza de fruta de temporada y, a ser posible, cultivada ecológicamente y cerca, lo más cerca posible de casa.


Repostería con emoción, los agradecimientos…


Agradezco a mi familia, amigos y amigas la buena predisposición que tienen para probar todo lo que hago y para ser críticos con lo que prueban. Creo que es la única forma de mejorar. Mis hermanos y, de momento, mi sobrino mayor, son excelentes cocineros, por lo que espero seguir contando con sus colaboraciones para hacer un gran recetario de familia. 

Y un agradecimiento especial para mi amiga Victoria Casas con la que he compartido el blog “Todoconazúcar” durante los últimos cuatro años. Ella, en su día me animó y me permitió participar en ese bonito proyecto y ha sido mi compañera de afición. Ahora, y aunque desde ventanas distintas, seguiremos compartiendo aprendizaje y complicidad, porque las amigas son para siempre.

A todas las personas que ven la repostería como una manera de emocionar y de hacer felices a quienes nos rodean, a quienes leen mis recetas y a quienes intentan hacerlas, a todos ustedes, muchísimas gracias.



4 comentarios:

  1. ¡Felicidades! Ya tienes en marcha este bonito proyecto. ¡Mucha suerte! Estaré muy pendiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Laura. Pienso seguir recabando tus conocimientos para mil cosas. Así que, pendiente estarás seguro,

      Eliminar
  2. ¡¡Me encanta este apartado, te ha quedado precioso!!
    ¡¡Mucha suerte guapa!!
    Besos

    ResponderEliminar

Me alegrará mucho que dejes aquí tu comentario

Instagram