CORONA DE DÁTILES Y NARANJA



Desde que vi la imagen de este dulce me quedé prendada, ¡me resultó tan bonito!... Y la combinación de dátiles y naranja me parecía de lo más apetecible... En mi casa los dátiles Jordanos, esos que son enormes y más carnosos y tiernos que el resto son, digamos.. objeto de culto. Y así es, está muy muy rica. Es sencilla de elaborar y no lleva demasiado tiempo de espera en los levados.



Ingredientes:
Para la masa:
60 gramos de agua
120 de leche entera
1 huevo tamaño L
50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
368 gramos de harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal
47 gramos de azúcar normal
7 gramos de levadura seca de panadero.

Para el relleno:
100 gramos de dátiles (yo usé Jordanos)
60 gramos de zumo de naranja 
la ralladura de una naranja
1 cucharada de azúcar moscabado (o azúcar de caña).

Para pintar la masa:
1 huevo batido
1 cucharada de agua
azúcar morena demenara para espolvorear (o azúcar de caña)
Preparación:
Empezamos preparando el relleno. Para ello vamos poniendo en un bol los dátiles cortados y deshuesados, añadimos el zumo de naranja, la ralladura de naranja y el azúcar moscabado. Lo llevamos al fuego bajo y vamos removiendo con una cuchara de palo moliendo los dátiles hasta que se forme un puré. Si la pasta resultara muy seca le añadimos un poco más de zumo de naranja. Dejamos enfriar totalmente.

Preparamos una bandeja de hornear con papel y un aro aceitado donde más adelante vamos a colocar un círculo hecho con la masa.
Para preparar la masa ponemos en el bol de la amasadora 270 gramos de la harina (una parte del total), la sal, el azúcar y la levadura y mezclamos con ayuda de una espátula hasta distribuir bien los ingredientes. 

En un cazo aparte ponemos la leche, el agua y la mantequilla cortada en trocitos, ponemos a fuego bajo hasta que llegue a 40 grados centígrados, retiramos del fuego y seguimos batiendo hasta que se deshaga la mantequilla por completo. 

Vertemos en el bol de la amasadora en el que teníamos la harina, y ponemos el gancho de amasar a la velocidad  más lenta posible. Una vez que se hayan integrado se añade el huevo y se sigue mezclando a velocidad baja. Añadimos el resto de la harina en dos partes, esperando que se integre la anterior antes de echar la siguiente. Una vez que tengamos toda la harina integrada dejamos amasar a la velocidad más baja posible durante 8 minutos. 

Sacamos la masa y formamos una bola con las manos aceitadas. La depositamos en un bol engrasado con aceite, cubrimos con un film y dejamos levar durante 1 hora o 1 hora y 1/2, depende de la temperatura que haya en la casa. Esta deberá doblar su tamaño.


Pasado ese tiempo sacamos la masa y la pasamos a una superficie enharinada y desgasificamos la masa (la amasamos suavemente). Estiramos con ayuda de un rodillo y formamos un rectángulo de 30 x 40 aproximadamente. Hay que ir comprobando que la masa no se pega a la superficie, de ser así, pondremos un poco más de harina. Formado el rectángulo, colocamos encima el relleno de dátiles y naranja, dejando libres los bordes de la masa.

Enrollamos la masa por su parte más corta y al llegar al final sellamos el borde con un poco de agua y lo colocamos en la parte baja del rollo. Una vez formado el cilindro estiramos suavemente con las manos para que quede lo más parejo posible. Cortamos los extremos con un cuchillo bien afilado para igualarlos. Pasamos nuestro cilindro a la bandeja que teníamos preparada con el aro y formamos un circulo alrededor del mismo, siempre con la parte sellada hacia abajo.

Con unas tijeras vamos haciendo cortes en el círculo sin llegar a la parte central, de un grosor de 1,5 centímetros más o menos. Cuando tengamos todos los cortes hechos, vamos girando los trozos de masa para formar los pétalos dándoles medio giro y dejando el relleno a la vista. La unión del anillo quedará disimulada con el giro de los pétalos.

Cubrimos con un paño y dejamos levar de 45 a 60 minutos en un lugar cálido y sin corrientes. Mientras ponemos el horno a calentar a 175 grados, calor arriba y abajo. Los recortes que obtuvimos antes al cortar los bordes de nuestro cilindro, los enrollamos y colocamos en una flanera o molde pequeño para hornearlos también. 
Pintamos la corona y los recortes con el huevo batido y agua y espolvoreamos el azúcar demenara por encima. Horneamos durante 25 minutos aproximadamente o hasta que la veamos dorada. Un poquito antes habrá que sacar las flaneras con los recortes.


Una vez fuera del horno se pondrá a enfriar sobre rejilla, y los recortes que hemos horneado en molde o flanera deberán desmoldarse a la mayor brevedad para que no se humedezca la masa (error que yo cometí y no quedaron igual que la corona. De todas formas estaban riquísimas.
Esta receta la ví en la preciosa página bake-street.com.

Esta receta se publicó primero en http://todoconazucar.blogspot.com.es/

¡Hasta la próxima!



Esther Rodriguez

Siempre he pensado que los dulces y pasteles acompañan todos los momentos felices de nuestra vida e incluso algunos momentos importantes, aunque no sean tan felices. He intentado plasmar todas estas duces emociones en este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me alegrará mucho que dejes aquí tu comentario

Instagram