MEGA-GALLETA EN SARTÉN (SKILLET COOKIE)



Si en tu ciudad hay un Toni Roma's seguro que has probado alguna vez su famoso postre "Skillet Cookie Sundae".


El olor que pasea por tu mesa cuando pasa el camarero una y otra vez con esta galleta gigante recién horneada, servida con helado y salsa de chocolate, es irresistible. Pues bien, aquí la tienes. Muy fácil de hacer y muy parecida a la original. O mejor, si usas tu mejor chocolate para hacer la salsa y tu mejor helado de vainilla casero. Como este. Para hacerla se necesita una sartén de hierro o de algún material que permita la cocción al horno o con asa desmontable. En este caso la usada tiene unos 22,5 centímetros de diámetro.


Ingredientes:

Para la galleta:
120 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
100 gramos de azúcar morena
70 gramos de azúcar blanca
1 huevo "L"
150 gramos de harina normal
1 cucharadita de pasta de vainilla
Una pizca de sal (si usaste mantequilla sin sal)
1/2 cucharadita de levadura tipo royal
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
120 gramos de chips de chocolate negro de la mejor calidad que puedas.

Para la salsa de chocolate:
75 ml. de nata de montar de 35% de materia grasa
30 gramos de mantequilla
25 gramos de azúcar blanca
Una pizca de sal
60 gramos de chocolate de cobertura (mínimo 70% de cacao)
Puede añadirse media cucharadita de pasta de vainilla.

Helado de vainilla para acompañar. Puedes hacer esta receta.


Preparación:



Para la masa de la galleta ponemos en un bol grande o en el de nuestra amasadora si disponemos de ella, la mantequilla a temperatura ambiente y los dos azúcares el blanco y el moreno y la pizca de sal en su caso.

Batimos bien con varillas hasta que la mezcla esté cremosa y el azúcar se haya deshecho. A continuación añadimos el huevo y la vainilla y seguimos batiendo hasta que se integren. (En este punto la masa puede parecer cortada, no pasa nada, se arreglará al poner la harina).

En un recipiente aparta tamizamos la harina, el bicarbonato y la levadura  y añadimos a la masa batida mezclando con una espátula hasta integrar bien.

Finalmente añadimos los chips de chocolate guardando algunos para poner encima al final. Mezclamos suavemente con una espátula para distribuirlos uniformemente.

En la receta original neoyorquina se recomienda cubrir la masa en este punto con papel film bien pegado a la masa y guardar en la nevera de 24 a 36 horas, para intensificar su sabor. Además la masa se maneja mucho mejor cuando ha reposado en la nevera.

En el momento de hornearla se coloca en la sartén (se requiere una de hierro que sea apropiada para su cocción en el horno). En este caso se horneó unos 25 minutos a 180 grados, ya que es una sartén grande de 22,5 centímetros. Si se hicieran en una sartén de 16 centímetros aproximadamente saldrían unas 4 galletas de 150 gramos y se tardarían unos 15 minutos en hornearlas.

Para elaborar la salsa de chocolate ponemos en un cazo al fuego la nata, la mantequilla, el azúcar y la pizca de sal y llevamos a fuego medio hasta el punto de ebullición removiendo con frecuencia. Cuando esté bien caliente añadimos el chocolate troceado o rallado y seguimos removiendo hasta que quede sin grumos, lisa y brillante.

Al sacar la galleta del horno la servimos directamente en la mesa en el recipiente en el que se ha horneado y  añadimos la salsa de chocolate y el helado de vainilla por encima. 



Esta receta la vi en "Sin salir de mi cocina". Espero que les guste mucho,
¡Hasta la próxima!

Suscribete

Esther Rodriguez

Siempre he pensado que los dulces y pasteles acompañan todos los momentos felices de nuestra vida e incluso algunos momentos importantes, aunque no sean tan felices. He intentado plasmar todas estas duces emociones en este blog.

1 comentario:

  1. madre que rico¡¡¡¡ me ha encantado me quedo la receta.
    besos y felices fiestas crisylaura

    ResponderEliminar

Me alegrará mucho que dejes aquí tu comentario

Instagram