HELADO DE YOGUR GRIEGO Y CONFITURA CASERA DE CEREZAS

"No hay medicina que cure 
lo que no cura la felicidad."


Del amor y otros demonios
Gabriel García Márquez


Y yo añado, "que ya sabes, a ser feliz todos los días. Para que no digan que no pones todo de tu parte". 


Avanza este mes de agosto tan caluroso este año por estas latitudes. Había pensado no aparecer por aquí hasta septiembre, cuando la vida recuperara el ritmo normal del año, pero me da pena que no prueben este fácil helado. Después, tal vez sea tarde y quizás donde tú vives ya desde septiembre haga fresquito. Aquí, en Canarias, suele prolongarse el verano mucho más allá, hasta octubre y noviembre. Y, a veces, ya ustedes seguro que lo saben, nos quedamos en primavera todo el año. 
Yo adoro el helado de yogur. Es uno de mis favoritos. Hasta tal punto que me cuesta elegir otros sabores en cualquier heladería. Por eso quería probar esta primera receta de helado de yogur que ha resultado muy rica y, sobre todo, muy fácil. Y seguiré probando más y ya contaré mis impresiones.  
Para los helados, hago uso del accesorio heladera de mi amasadora, que puedes ver aquí, por lo que no tengo experiencia de cómo quedaría hecho sin heladera. No obstante, he puesto la receta según la describe la página donde la vi, para que puedas probar, si te apetece.

Ingredientes:
260 gramos de azúcar glass
750 gramos de yogur griego
400 gramos de nata líquida (35% mg)
50 gramos de azúcar invertido
Preparación:
Batimos el yogur con el azúcar glas hasta integrar.
Semi-montamos la nata y la añadimos a la mezcla anterior.
A continuación añadimos el azúcar invertido y batimos suavemente hasta que todos los ingredientes estén homogéneos.
CON HELADERA: Pasar esta mezcla al refrigerador y dejar como mínimo 4 horas antes de continuar con la elaboración.
Poner la heladera en marcha y verter la mezcla por la ranura y dejamos mantecar durante unos 30 minutos.
Al finalizar mezclar con la cantidad deseada de confitura de cerezas y remover sin integrar del todo.
En este momento se puede tomar, pero si no va a consumirse en el momento ponemos un film pegado a la superficie, tapamos y llevamos al congelador.
Se sacará 10 o 15 minutos antes de servir.
SIN HELADERA: Se vierte la preparación en un recipiente adecuado para la congelación y pasada una hora se saca el helado y se bate (si tienes Thermomix a velocidad 6). Repetir este proceso durante varias veces. En la última batida se añade la confitura de cerezas y se mezcla sin integrar del todo.
La receta que he usado de la confitura de cerezas la publicaré próximamente.
Esta receta la vi en entresabores.org Y los conos son de Guirlache, riquísimos.

¡Hasta la próxima!

Suscribete

Esther Rodriguez

Siempre he pensado que los dulces y pasteles acompañan todos los momentos felices de nuestra vida e incluso algunos momentos importantes, aunque no sean tan felices. He intentado plasmar todas estas duces emociones en este blog.

1 comentario:

  1. Tengo que hacer esta receta. Me recuerda a un helado de cerezas amarena que me encanta y venden en una cadena de heladerías italiana. Cada verano, siempre pido el mismo y no me decido a probar otros sabores. Gracias por la receta.

    ResponderEliminar

Me alegrará mucho que dejes aquí tu comentario

Instagram