TARTA DE MORAS


"Quiero ir echando entre tus labios frescos
una a una las moras regaladas,
para ver si es su tinta más sangrienta
que el clavel incendiario de tu boca"

"Mujer con moras"  Salvador Rueda




Las moras tienen el sabor de las excursiones de verano, y los morales son casi los únicos arbustos en los que hoy en día es posible recolectar libremente sus frutas.  Donde yo vivo los morales son escasos y las moras pequeñitas, pero muy sabrosas.

Esta es una receta muy fácil, combina las moras con queso crema, no lleva horno, y sólo hay que esperar el tiempo necesario para que cuaje en la nevera. Estará mejor de un día para otro. ¡Y queda preciosa!

Para el molde que he usado, de 24 cm. de diámetro (he usado un molde con base de cerámica y bordes de silicona muy práctico para este tipo de tartas), estas son las cantidades para que quede proporcionada de altura:

Ingredientes:
Para la base:
1 paquete de galletas tipo digestive
75 gramos de mantequilla derretida
Para el relleno
750 gramos de queso crema (tipo Philadelphia)
300 ml. de nata para montar (35% mg) y cuatro cucharadas y media de azúcar.
125 ml. de leche entera
300 gramos de moras silvestres (o 200 gramos de moras y 100 gramos de mermelada de moras)
100 gramos de azúcar (si se opta por la mermelada de moras disminuir a la mitad)
8 hojas de gelatina.
Para adornar:
Merengues pincelados con mermelada de moras en distintas intensidades. (pueden usarse combinados con moras, pero a mi no me sobraron y no pude usar para decorar)


Preparación:
Preparamos la base de la tarta. Para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida formando una pasta. La colocamos en el fondo del molde y presionamos con el dorso de una cuchara hasta dejarla lo más lisa posible. La dejamos en la nevera hasta que preparemos el relleno. 
Para el relleno ponemos las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua fría que las cubra durante unos 10 minutos. Mientras tanto, ponemos al fuego las moras con los 100 gramos de azúcar hasta que éste se disuelva y se forma un almíbar (tardará entre 7 y 10 minutos). Pasamos a un bol y añadimos el queso y mezclamos bien. Deshacemos la gelatina en un poco de leche caliente y la añadimos a la mezcla de queso y moras. Por último montamos la nata y la incorporamos a la crema anterior con movimientos envolventes. Volcamos la preparación en el molde sobre la base de galletas y dejamos cuajar de un día para otro. 
Cuando esté bien cuajada, desmoldamos y adornamos a nuestro gusto.



Esta receta la he visto en "Kanela y limón"
¡Hasta la próxima!



Suscribete

Esther Rodriguez

Siempre he pensado que los dulces y pasteles acompañan todos los momentos felices de nuestra vida e incluso algunos momentos importantes, aunque no sean tan felices. He intentado plasmar todas estas duces emociones en este blog.

2 comentarios:

  1. ¡Creo que me daré una vuelta por Marcelino Quintana en algún momento del fin de semana!😋

    ResponderEliminar
  2. Esther es una tarta preciosa y seguro que una delicia. Las moras anuncian verano y yo encantada porque me gusta mucho recolectarlas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Me alegrará mucho que dejes aquí tu comentario

Instagram