CASITA DE SNOOPY PARA GERMÁN


Hoy ha llegado Germán a nuestra familia. 

Es un bebé precioso, sus padres están que no caben en sí de contentos. Aquí le vamos a dar la bienvenida a este mundo, y a su casa, con esta "casita" de galletas, la que quisiéramos que Germán tuviera siempre disponible, un lugar dulce, calentito, alegre, de colores, asentada en una roca y en cuyo tejado se pudiera tumbar tranquilamente a ver las estrellas. Una casa y un mundo entero en el que tenga tranquilidad para crecer sano y fuerte. Y a la vez, una casa, un mundo, que le permita soñar y ser feliz. Nosotros te vamos a cuidar, acompañar y querer. Y en lo que nos sea posible, ayudaremos a que el mundo sea un lugar bueno para tí. Gracias por la ilusión que nos traes.  
Felicidades a los papás Vero y Tin, felicidades a todos nosotros. 



Ingredientes de las galletas:
160 gramos de azúcar normal
220 gramos de mantequilla sin sal
1 huevo tamaño L
Una pizca de sal
1 cucharadita de esencia (sabor a elegir coco, limón, vainilla, etc.) 5 ml
500 gramos de harina (aproximadamente, la que admita)
Ingredientes para la glasa:
500 gramos de azúcar glass
2 cucharadas de 15 ml de polvo de merengue
1/2 cucharada de cremor tártaro
65 ml de agua mineral.
Colorantes en gel.
 Preparación de las galletas:
Batimos la mantequilla con el azúcar, añadimos el huevo y ponemos la esencia, cuando esté bien mezclado añadimos la harina junto a la sal, tamizada y poco a poco y mezclamos con ayuda de la batidora con las varillas de amasar hasta que quede bien integrada la masa. Envolvemos en film y dejamos reposar en el frigorífico al menos 1 hora.
Pasado ese tiempo extendemos la masa y cortamos con un cortador especial para hacer "casitas" todas la piezas. Horneamos a 180 grados durante 11 o 12 minutos. Sacamos del horno y pasamos a una rejilla para enfriar.


Elaboración de la glasa:
Se mezclan los ingredientes secos en un bol y batimos a velocidad baja. Se añade el agua y se sigue batiendo unos 2 minutos más, hasta que tenga una consistencia cremosa.  Separamos en tantos boles pequeños como colores necesitemos, añadimos el colorante a cada bol poco a poco hasta conseguir el color deseado. Pasamos a una manga pastelera pequeña con boquilla 2 o 3 de Wilton y decoramos.


Esta receta, así como los cortadores en forma de casita son diseño de "Ester y sus galletas", y aprendimos a hacerlas en un curso impartido por esta artista de las galletas, al que tuvimos ocasión de asistir.

Esta receta se publicó primero en http://todoconazucar.blogspot.com.es/

¡Hasta la próxima!

Esther Rodriguez

Siempre he pensado que los dulces y pasteles acompañan todos los momentos felices de nuestra vida e incluso algunos momentos importantes, aunque no sean tan felices. He intentado plasmar todas estas duces emociones en este blog.

7 comentarios:

  1. ¡Qué bonito post, Esther! Dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia así es realmente tierno y emocionante. Felicidades a la familia y, en especial, a sus papis.

    La casita de galletas es una monada. No creo que haya criatura en el mundo que no suspire porque alguien le haga una casita así. ¿Qué decir de las fotos...? Son preciosas, Esther. ¡Todas! En cada una se aprecia el mimo y el esmero que has puesto en esta golosina. ¡Y con el fondo de la Iglesia de San Juan...! Te felicito también por eso.

    Un besote y a disfrutar de Germán.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Laura. Tus comentarios y elogios son muy importantes, ya lo sabes. Eres de esas personas que ayudan a los demás a sentirse seguros y mejorar. Y gracias por la felicitación, estamos contentísimos.

    ResponderEliminar
  3. No encuentro en ningún sitio cremor tártaro puede hacerse sin eso o ¿por que otro ingrediente puede sustituirse?

    ResponderEliminar
  4. Puedes prescindir de él tranquilamente. Sí que es difícil de encontrar, aunque lo tienen todas las tiendas on línea de repostería. Saludos.

    ResponderEliminar

Me alegrará mucho que dejes aquí tu comentario

Instagram